Jack Russell Terrier

Jack Russell Terrier

En Inglaterra, entre los años 1795 y 1883, el reverendo John Jack Russell, apasionado por la caza de los zorros, compró una perra hembra fox terrier llamada Trump la cual resultó ser una perra de trabajo ideal , por lo que empezó a criar estos perros para dedicarlos a la caza de zorros. A estos perros se los llamó los “Russells de Jack” (Jack’s Russell en inglés).

En los años 60 del siglo pasado, varios ejemplares fueron enviados a Australia, país que contribuyó activamente con la estandarización y el posterior reconocimiento oficial de la raza, lo cual se produjo apenas 20 años atrás. Fue el 25 de octubre de 2000 cuando la Federación Cinológica Internacional reconoció oficialmente la raza Jack Russell Terrier.


Hermoso Jack russell sentado

📏 Altura y Peso
El Jack Russell Terrier es un perro pequeño, robusto, compacto y fuerte.
Su altura alcanzará entre los 25 y 30 cm y su peso promedio oscilará entre los 5 y 7 kg.
Algunos especialistas afirman que pueden llegar a pesar hasta 10 kg.
Para saber si un Jack Russell Terrier está equilibradamente alimentado, este deberá pesar 1 kg por cada 5 cm de altura. Es decir que si mide 25 cm, su peso no debería exceder los 5 kg.

🐾 Carácter
Este es un perro vivaz, inteligente y activo. Es valiente, despierto y seguro de sí mismo.
Tiene un carácter temperamental, es muy curioso y siempre estará alerta. Le encanta jugar, así que si hay niños en casa se divertirán mucho y serán mejores compañeros.

📅 Esperanza de Vida
El promedio de vida del Jack Russell terrier, es de aproximadamente 13,6 años. Generalmente su esperanza de vida, según los cuidados y el tipo de vida que haya tenido, oscila entre los 12 y los 15 años.


¿Cómo es la personalidad del Jack Russell Terrier?

Aspectos positivos

El Jack Russell es un perro valiente, despierto, fiel y seguro de sí mismo. Es muy independiente y con una fuerte personalidad. Le gusta mucho jugar y no se cansa nunca, así que si tienes niños en casa, se divertirán mucho juntos y serán mejores amigos y compañeros, además no es un perro mordedor, lo cual es muy positivo por los niños y otras personas. Por supuesto si llegara a hacerlo, deberás corregirlo inmediatamente con una actitud seria y firme para que sepa que esto es algo que no vas a aceptar, bajo ningún concepto.

Es ideal para personas deportistas y que les guste pasear y correr. El Jack Russell no se cansará y te acompañará feliz a cualquier actividad que realices en el exterior; es un todoterreno.

Recuerda que si entrenas adecuadamente a tu perro desde cachorro, podrás tener una mascota equilibrada, que sabrá controlar sus impulsos y así disfrutarás un perro con un carácter divertido y lleno de amor para brindarte.

jack russell terrier en restaurant con mujer

Aspectos negativos

Tiene un ladrido realmente fuerte por lo que ladrará inmediatamente que escuche un ruido alrededor de su propiedad. Igualmente no se aconseja tenerlo ni adiestrarlo para perro guardián, ya que no cuenta con la capacidad suficiente para esa tarea, todo lo toma a modo de juego.

No se llevará bien con mascotas pequeñas como un hámster o un gato, ya que su instinto para la caza no puede eliminarse de esta raza, ni siquiera por medio del adiestramiento, y no podrás evitar que vea a esos animales como presas.

El Jack Russell Terrier siente la necesidad de explorar todo el tiempo, por lo que deberá tener sus paseos y juegos diarios, para que agote su energía y evitar así que pueda causar daños en el hogar. Recomendamos que siempre tenga a disposición algún juguete mordedor, para saciar su energía. Si tu Jack Russell tiene acceso a algún jardín, deberás vigilarlo, ya que una de sus diversiones favoritas es excavar y agujerear la tierra. Recuerda que esto está en su naturaleza, ya que la raza fue entrenada para excavar y entrar en las madrigueras de los zorros.


Cuidados Generales

Icono de tijera y peine de perros El pelo

El pelo del Jack Russell puede ser liso, duro y “de alambre”. Los Jack Russell de pelo liso, tienen pelaje corto y suave. Los de pelo duro, presentan un pelaje largo y áspero y suelen ser de color blanco puro o blancos con manchas marrones o negras. Finalmente los Jack Russell con pelaje de tipo alambre, el más común de esta raza, presentan el manto corto, pero de textura dura. Los tres tipos de pelaje han evolucionado para protegerlo cuando nadan o excavan la tierra.

jack russell terrier con una pata levantada

Esta raza muda el pelo de forma moderada durante todo el año, por lo que se recomienda que acostumbres a tu mascota desde cachorro a al cepillado, deberás ponerte firme y no aceptar juegos.

Cepilla a tu mascota por lo menos 2 veces a la semana y rocíalo con un hidratante para no quebrar el pelo. Utiliza un cepillo específico para pelo corto, pueden ser los de goma o la manopla de goma o látex, los cepillos de púas y las cardas, llamadas “raquetas” en algunos países,  aunque son buenas, no ayudan a eliminar el pelo muerto y podrías dañar la piel tu mascota.

No se recomienda cortar el pelo del Jack Russell Terrier con máquina, ya que eso estropearía su tacto. Si necesitara un corte, deberá hacerse siempre con tijera. En los ejemplares de pelo duro, se recomienda utilizar cada dos o tres meses una técnica llamada “stripping”, del inglés (pelar, arrancar) y que consiste en utilizar unas cuchillas especiales y los dedos, para eliminar de raíz solo la capa de pelo interna o secundaria del Jack Russell. Esta técnica se realiza en peluquerías caninas y es totalmente indolora para nuestra mascota.

Icono tijera de uñas para perros Las uñas

Normalmente las uñas del Jack Russell Terrier se desgastarán naturalmente al caminar sobre superficies duras como el asfalto, adoquines, etc. Si este es el caso no tendrás que cortárselas a menudo.  Una manera de saber si tu mascota necesita un corte de uñas, será si escuchas el golpeteo de sus uñas en el piso de tu casa, sobre todo en pisos de madera o si resbala en el piso de azulejos o cerámica. En ese momento deberás cortarle las uñas, ya que crecen muy rápido y, cuando sobresalen de sus almohadillas, son molestas y dolorosas. Recuerda que el peso de tu Jack Russell deberá reposar siempre sobre las almohadillas y no en las uñas.

Icono de persona bañando un perro El baño

Para mantener limpia a tu mascota, será suficiente que le bañes una vez al mes, si por alguna razón se ensucia demasiado, podrás hacerlo 2 veces al mes, pero no es recomendable que sea más seguido que eso, ya que le estaríamos eliminando los aceites naturales de su piel y el baño excesivo hace que el perro huela mal más seguido.

jack russell rodeado de cobija gris

Aprovecha la ocasión para limpiar en profundidad sus orejas siguiendo siempre la instrucción de un veterinario o experto.
Para el cuerpo y la cabeza utiliza siempre un champú con un pH similar al de su piel. Utiliza agua templada en un ambiente tranquilo, una vez enjabonado, procede a frotar suavemente su cuerpo con ambas manos o con una esponja especial. Vigila que no le entre jabón en los ojos porque esto sería muy molesto y le produciría estrés.

Una vez aclarado y eliminado todo el champú, dejaremos que se sacuda naturalmente y con una toalla suave eliminaremos el exceso de agua procediendo al uso de un secador a temperatura suave y potencia baja, esto hasta que se acostumbre al sonido del secador, pero siempre cuidando que la temperatura sea baja y no arriesgarnos a quemar su delicada piel.

Ícono plato de comida para perros La alimentación

El Jack Russell Terrier es un perro muy exigente en cuanto a la calidad nutricional de su alimento. Sus requerimientos son bastante específicos para mantener una musculatura fuerte, sin sufrir de obesidad o sobrepeso, Idealmente se recomienda suministrarle un alimento seco balanceado y especialmente diseñado para la raza o, si preferimos darle comida hecha en casa, deberemos asegurarnos de darle la correcta combinación de proteínas, vitaminas, cereales, grasas y minerales esenciales para su correcto crecimiento y desarrollo.

plato de acero con pienso para perros

La cantidad de alimento dependerá siempre de la edad, el peso y la actividad física habitual de cada perro. En promedio, un Jack Russell adulto de unos 5 kilos, requerirá entre 100 y 120 gramos de pienso seco al día, repartido en 2 tomas. Igualmente, a lo largo de su vida deberás ir adaptando su alimentación. Hasta los 10 meses se lo considera cachorro y necesitará un pienso seco del tipo junior con la cantidad de calcio, proteínas y fósforo adecuada para el crecimiento de sus huesos. A partir de los 10 años deberás alimentarlo con pienso seco de adultos, el cual es más bajo en grasas y está especialmente balanceado para la etapa más larga y activa de su vida. Ya en la etapa de adulto mayor, aproximadamente a partir de los 7 años, tu Jack Russell requerirá alimentación especial para su edad. Muchas de las mejores marcas de pienso seco producen versiones “senior”, ricas en antioxidantes, calcio y otros minerales esenciales, para ayudar a nuestros amigos caninos.

Los dientes

La boca de tu Jack Russell Terrier es uno de sus puntos débiles. Al igual que la mayoría de perros pequeños, tienden a la acumulación de placa bacteriana o sarro y esto trae como consecuencia, además del mal aliento, un foco de infección que podría pasar a través de la sangre a otros órganos y causarle serios problemas de salud. Será necesario cepillarle diariamente los dientes con cepillos y productos del tamaño correcto y específicamente diseñados para uso canino. Hoy en día las pastas de diente veterinarias vienen en sabores deliciosos, por lo que el cepillado dental no debería ser una tarea demasiado difícil.
También existen en el mercado, huesos especiales para arrastrar el sarro y son algo que morderán y les encantará a tu perro. Utiliza productos de calidad, en la posibilidad de tu bolsillo obviamente.

jack russell mordiendo juguete con los dientes

Salud

Icono salud del perro, forma de corazón Enfermedades y Riesgos

Los Jack Russell Terrier, al igual que los demás perros, están sujetos a enfermedades generales y comunes a todas las razas, tales como enfermedades víricas, parasitarias, bacterianas, neurológicas y algunos tipos de cáncer.
Adicionalmente cada raza es propensa a diferentes enfermedades hereditarias. En el caso particular del Jack Russell, existe la posibilidad de padecer Ataxia o Mielopatía de Terrier, una enfermedad heredada directamente de la raza Fox Terrier, y que podría desarrollarse en la juventud o en la vejez, causando falta de coordinación motriz, dificultades para caminar o ponerse de pie y sordera unilateral o bilateral.
También pueden heredar la enfermedad Von Willebrand. Un problema de la sangre en donde existe la falta de un factor de coagulación. Esto aumenta la posibilidad de hemorragias espontáneas o excesivas en los ejemplares que la padecen.

En cuanto a riesgos, el Jack Russell Terrier tiene predisposición a la luxación de rodilla, por lo que es importante evitar el sobrepeso. También podría padecer algunos problemas oculares producto de una predisposición hereditaria a la luxación de retina.

No obstante, el Jack Russell Terrier es considerado un perro fuerte y sano, con una esperanza de vida ubicada entre los 12 y 15 años, lo que te permitirá tener un excelente y fiel amigo canino por un largo tiempo.

jack russell terrier tapado con una sábana

Ten en cuenta que toda la información contenida en este sitio web, respecto a la salud de perros pequeños, se publica con fines informativos y orientativos. Por lo tanto queremos ser enfáticos en que nuestros contenidos no pueden servir para facilitar diagnósticos o sustituir la labor de un profesional. Para resolver cualquier duda sobre la salud y los cuidados de tu Jack Russell Terrier, deberías siempre recurrir a un veterinario.

cachorro Jack russell toca el dedo de una mujer

Icono perra embarazada y cachorro La reproducción

Si tienes una perrita Jack Russell Terrier y estás pensando en su reproducción, hay varios factores que deberás tomar en cuenta antes de iniciar el proceso.

  1. La edad y el estado de salud de tu mascota: El primer celo aparecerá entre el noveno mes y el año. Esto dependerá de cada ejemplar, del clima, de si conviven con otras hembras en celo, etc. El primer celo suele ser muy suave y puede pasar casi desapercibido. Las perritas se limpian constantemente y podríamos no observar rastros de sangre, sobre todo si no hay machos cerca que estén rondando. Los siguientes celos se producen generalmente cada 6 meses. La edad adulta en esta raza es alrededor del año y medio y será ahí cuando podremos considerar a nuestra mascota, fértil y lista para engendrar.
  2. La elección del macho: Cuando elijas al compañero sexual de tu Jack Russell Terrier, siempre decídete por un perro sano y de igual o de menor tamaño que tu perrita. Esto reducirá el riesgo de que las crías sean demasiado grandes, lo que podría producir complicaciones durante el embarazo y especialmente al momento del parto.
  3. Los peligros de la Endogamia: Cuando dos perros directamente emparentados se aparean, se incrementa la probabilidad de que defectos genéticos sean transmitidos a la descendencia. Evita la endogamia y evitarás mutaciones y enfermedades congénitas.
  4. Los embarazos sicológicos: Si tu mascota presenta síntomas de embarazo (cambios de comportamiento, abultamiento del vientre y los pezones, cambios en su apetito) podría estar teniendo un “embarazo sicológico”. Este es un problema bastante común en perras que no han sido esterilizadas y puede aparecer tras un intento de monta o en forma espontánea. Se origina fundamentalmente por un desajuste hormonal y puede transformarse en un problema serio para nuestra mascota, quien podría incluso producir leche y experimentar una infección de las mamas. En estos casos será necesaria la intervención de un veterinario, quien recomendará la acción y el tratamiento más adecuado.
jack russel embarazada
  1. La atención durante el embarazo: El embarazo de tu perrita Jack Russell debería tener una duración promedio de 60 días. Aunque puede ocurrir entre los 55 y los 65 días. Esto dependerá de la edad y la cantidad de cachorros que estén por nacer. Idealmente, deberías confirmar el embarazo y la cantidad de cachorros mediante una ecografía. De esta forma podrás verificar el estado de salud de la madre y de los cachorros y sabrás qué esperar al momento del parto. A partir del día 55 deberás tener todo listo y estar en condiciones de ayudar a tu perrita, en caso de que lo necesite o inclusive de llevarla a una clínica veterinaria, si se presentaran complicaciones.
  2. La atención de los cachorros: Dependiendo de la edad tu perrita, de la cantidad de partos que haya tenido y de la edad del macho seleccionado, tu Jack Russell Terrier podría tener entre 4 y 6 cachorros por embarazo. Normalmente las primerizas tienen entre 2 y 3 crías.
tres lindos cachorros de jack russell terrier

Asegúrate de tener el espacio, el tiempo y los recursos necesarios para ayudar a tu perrita durante el embarazo, el parto y las etapas posteriores, hasta la colocación responsable de todos los cachorros en hogares que puedan brindarles cuidado y afecto. Si no estás en condiciones de afrontar esta responsabilidad, es preferible que no busques la reproducción de tu mascota. Ya existen demasiados perritos abandonados en el mundo.

Galería del Jack Russell Terrier


Imágenes de Pixabay y Pikrepo
Icons made by Freepik from www.flaticon.com

Comparte esta entrada