Bulldog Francés o French Bulldog

Bulldog Francés o French Bulldog

Los inicios de la raza Bulldog Francés o French Bulldog se remontan a Inglaterra, con su pariente más cercano, el bulldog inglés, descendiente de las razas tipo mastiff o dogos. Al igual que todos los dogos, su origen se remonta a los perros musculosos de la región de Epiro en Grecia y del Imperio romano.

Descendiente de dogos franceses y del bulldog inglés, la raza es resultado de sucesivos cruces logrados a finales del siglo XIX por criadores de los barrios populares de París. El resultado fue una raza ágil y atlética, utilizada como perros guardianes.

Según la Federación Cinológica Internacional, el primer club de esta raza se fundó en 1880 en París. El primer registro de inscripción data de 1885, y el primer estándar se estableció en 1898, año en el cual la Société Centrale Canine reconoció la raza del Bulldog Francés.


bulldog francés sentado en acera

📏 Altura y Peso
El Bulldog Francés o French Bulldog es un perro pequeño, pero musculoso, compacto y de sólida estructura ósea.
Su altura alcanzará los 30 cm y, en buenas condiciones de salud, llegará a pesar entre 8 kg y 12 kg, pudiendo incluso superar ese peso.

🐾 Carácter
Esta es una raza de animales sociables, alegres, juguetones y extrovertidos. El Bulldog Francés es generalmente afable, sobresale como perro de compañía y solo quiere afecto. Es dulce, afectuoso y paciente particularmente con los niños.

📅 Esperanza de Vida
La esperanza de vida promedio del Bulldog Francés oscila entre los 10 y los 13 años. Como siempre dependerá de su salud y cuidados que se le han brindado. Se han visto bulldogs francés con 14 años que parecen cachorros y otros de 7 años sin energía.


¿Cómo es la personalidad del Bulldog Francés?

Aspectos positivos

El Bulldog Francés es un clásico perro de compañía. Extremadamente amigable, juguetón y sociable, los Bulldog Francés se caracterizan por su carácter “bonachón”. Interactúan muy bien con los seres humanos, perros y otros animales y suelen llevarse especialmente bien con los niños, a quienes tenderán a proteger. Es un perro guardián y solo ladrará cuando escuche algún sonido fuera de lo común. No es una raza típicamente ladradora. Un Bulldog Francés siempre estará listo para salir a dar un paseo o para acurrucarse y dormir una siesta. Disfruta por igual la actividad y el ocio, lo que lo convierte en el compañero ideal de todas las edades.

pareja en la playa con bulldog francés

Aspectos negativos

Es importante socializar al Bulldog Francés desde que son cachorros para evitar que puedan sufrir de timidez adulta. En general el Bulldog Francés dará muy poco trabajo, pero tendrá una necesidad muy fuerte de afecto y compañía. La separación y la soledad le producen ansiedad y pueden manifestarla volviéndose destructores. Si tu casa va a estar sola muchas horas al día, no deberías tener un Bulldog Francés como mascota.
Por la estructura chata de su hocico, el Bulldog Francés tiende a roncar dormido y en algunos casos hasta despierto, aunque no todos lo hacen. También es una raza con tendencia a la acumulación y eliminación de gases, lo que aportará a la familia más de un momento divertido y algún que otro momento incómodo.


Cuidados Generales

Icono de tijera y peine de perros El pelo

El cuidado del pelaje de un Bulldog Francés requiere de poco trabajo. Su pelo es corto y liso y será suficiente cepillarlo de 1 a 2 veces por semana, para retirarle el pelo muerto. Existe una gran variedad de cepillos en el mercado. Para tu Bulldog Francés te recomendamos utilizar un cepillo de goma o un guante de goma o silicona, que te permitirá cepillar todo su cuerpo y de paso dar a tu mascota un agradable masaje.

tres hermosos perros bulldog francés de distintos colores

Los colores de su pelaje pueden variar entre leonados, atigrados, leonados con manchas blancas y atigrados con manchas blancas. Lo más frecuente es que sea blanco y negro. Existen otras variedades como el blue o gris, el lila y el color chocolate, aunque no son reconocidas por las federaciones caninas ni permitidas en exposiciones.

El pelaje del Bulldog Francés tiende a engrosarse durante el otoño, para ayudarle a combatir el frío (aunque el mecanismo no resulta muy efectivo y los Bulldog Francés necesitan climas templados o ropa durante el invierno). Verás que aunque muda pelo moderadamente durante todo el año, la caída tiende a ser un poco más abundante durante la primavera y el otoño.

Icono tijera de uñas para perros Las uñas

Debido al poco desgaste, esta raza tiende a tener las uñas largas. Con un poco de paciencia, práctica y las herramientas adecuadas, podrás mantener sus uñas cortas. Si no te sientes capaz de hacerlo por ti mismo, te recomendamos llevar regularmente tu Bulldog Francés al veterinario para que lo hagan ellos y asegurarte de no lastimarlos. Lastimarle las uñas una vez, haría que sienta miedo cada vez que se le vaya a cortar las uñas.

Icono de persona bañando un perro El baño

Lo ideal es bañar a tu Bulldog Francés una vez al mes y hasta con menor frecuencia si no fuera necesario. Esta raza se ensucia poco y la mayor parte del tiempo el cepillado será suficiente para que tu Bulldog Francés luzca limpio y brillante.
Puedes cepillarlo justo antes de comenzar el baño o mientras lo bañas, para retirar de su cuerpo todo el pelo muerto.

bulldog francés dentro de tina de baño

Utiliza siempre un champú para perros, neutro o hipoalergénico, para cuidar la piel de tu mascota, ya que el PH de su piel es diferente al de los seres humanos. Una vez bañado, permite que se sacuda un poco antes de secarle, para que elimine naturalmente el exceso de agua. Luego termina de secarlo con una toalla y secador de pelo. Si es la primera vez que bañas a tu mascota, es probable que se asuste con el ruido del secador. Recuerda mantenerlo a más de 20 cm de la piel de tu mascota y utiliza la temperatura más baja y la velocidad mínima. Recuerda secar bien entre sus pliegues y arrugas, para evitar que la humedad pueda producirle hongos o infecciones.

Entre baños, limpia cualquier rastro de polvo o suciedad que pudiera acumularse entre las clásicas arrugas de su cara. Utiliza para ello un trapo húmedo o una gasa y luego seca bien su pelo.

Ícono plato de comida para perros La alimentación

El Bulldog Francés es un perro naturalmente glotón, por lo que deberemos tener cuidado de evitar el exceso de comidas y de snaks o golosinas. (Al ser un perro tan tierno, es normal la tendencia a premiarlo permanentemente). Cuidar su dieta será una de las mejores maneras de demostrarles nuestro amor. Su estómago es muy susceptible y debemos asegurarnos de darle siempre alimento de la mejor calidad. Preferiblemente alimento seco balanceado y especialmente diseñado para la raza o, si preferimos darle comida hecha en casa, deberemos asegurarnos de darle la correcta combinación de proteínas, vitaminas, cereales, grasas y minerales esenciales para su correcto crecimiento y desarrollo.

bulldog francés con plato de comida

La cantidad de alimento dependerá siempre de la edad, el peso y la actividad física habitual de cada perro. En promedio, un Bulldog Francés adulto de 12 kilos, requerirá entre 130 y 140 gramos de pienso seco al día, repartido en 2 tomas. Igualmente, a lo largo de su vida deberás ir adaptando su alimentación. Hasta el año se lo considera cachorro y necesitará un pienso seco del tipo junior, el cual deberá ser humedecido durante los primeros meses. A partir del año deberías alimentarlo con pienso seco de adultos, el cual es más bajo en grasas y está especialmente balanceado para la etapa más larga de su vida. Ya en la etapa de adulto mayor, aproximadamente a partir de los 7 años, tu Bulldog Francés podría requerir alimentación especial para su edad. Muchas de las mejores marcas de pienso seco producen versiones “senior”, ricas en calcio y antioxidantes, para ayudar a nuestros amigos caninos.

Los dientes

El Bulldog Francés, al igual que otras razas de perros, necesita higiene dental. No hacerlo podría generar la acumulación de placa bacteriana, con el consecuente riesgo de halitosis y enfermedades periodontales. Si comienzas a cepillar los dientes de tu Bulldog Francés desde cachorro, es muy probable que tu mascota se acostumbre a la tarea y te sea mucho más sencillo hacerlo cuando ya sea adulta. Recuerda utilizar siempre cepillos de tamaño pequeño y pasta dental canina. A partir del año puedes darle un snack que promueva el masticado y ayude a arrastrar el sarro de sus dientes. Existe en el mercado gran variedad de snacks de todos los tamaños y sabores. Recuerda siempre darle un snack de buena calidad, acorde a su tamaño y que no contribuya al sobre peso de tu amigo perruno.

Salud

Icono salud del perro, forma de corazón Enfermedades y Riesgos

bulldog francés es auscultada por veterinaria

Los Bulldog Francés, al igual que los demás perros, están sujetos a enfermedades generales y comunes a todas las razas, tales como enfermedades víricas, parasitarias, bacterianas, neurológicas y algunos tipos de cáncer.
Adicionalmente cada raza es propensa a diferentes enfermedades hereditarias. En el caso particular del Bulldog Francés, por ejemplo se suele presentar el Síndrome del Perro Braquiocefálico, lo cual produce en el Bulldog Francés y en la mayoría de los perros de hocico corto y chato, complicaciones respiratorias y la posibilidad de obstrucción de las vías aéreas.

Habrá que estar atento a su respiración durante el ejercicio y suspenderlo inmediatamente en caso de dificultad para respirar. También es propenso a enfermedades gastrointestinales y oculares.

En cuanto a riesgos, el Bulldog Francés tiene tendencia a la obesidad. En caso de sobrepeso, podrían producirse problemas en sus vértebras y articulaciones.

El Bulldog Francés no debe ser considerado un perro de mala salud o de salud débil. Por el contrario, su promedio de vida se ubica entre los 10 y 13 años, superando algunos ejemplares los 15 años de edad.

Ten en cuenta que toda la información contenida en este sitio web, respecto a la salud de perros pequeños, se publica con fines informativos y orientativos. Por lo tanto queremos ser enfáticos en que nuestros contenidos no pueden servir para facilitar diagnósticos o sustituir la labor de un profesional. Para resolver cualquier duda sobre la salud y los cuidados de tu Bulldog Francés, deberías siempre recurrir a un veterinario.

bebé bulldog francés durmiendo

Icono perra embarazada y cachorro La reproducción

Si tienes una perrita Bulldog Francés y estás pensando en su reproducción, hay varios factores que deberás tomar en cuenta antes de iniciar el proceso.

  1. La edad y el estado de salud de tu mascota: El primer celo de tu frenchie debería aparecer entre los 6 y 12 meses de edad y alcanzará la madurez para la gestación alrededor de los 2 años. Los siguientes celos se producen generalmente cada 6 meses, aunque esto dependerá de cada perra. Para evitar complicaciones, es preferible esperar al tercer o cuarto celo de la perra antes de intentar su reproducción.
  2. La elección del macho: Cuando elijas al compañero sexual de tu Bulldog Francés, siempre decídete por un perro de igual o de menor tamaño que tu perrita. Esto reducirá el riesgo de que las crías sean demasiado grandes, lo que podría producir complicaciones durante el embarazo y especialmente al momento del parto.
  3. Los peligros de la Endogamia: Cuando dos perros directamente emparentados se aparean, se incrementa la probabilidad de que defectos genéticos sean transmitidos a la descendencia. Evita la endogamia y evitarás mutaciones y enfermedades congénitas.
  4. Los embarazos sicológicos: Si tu mascota presenta síntomas de embarazo (cambios de comportamiento, abultamiento del vientre y los pezones, cambios en su apetito) podría estar teniendo un “embarazo sicológico”. Este es un problema bastante común en perras que no han sido esterilizadas y puede aparecer tras un intento de monta o en forma espontánea. Se origina fundamentalmente por un desajuste hormonal y puede transformarse en un problema serio para nuestra mascota, quien podría incluso producir leche y experimentar una infección de las mamas. En estos casos será necesaria la intervención de un veterinario, quien recomendará la acción y el tratamiento más adecuado.
  1. La atención durante el embarazo: El embarazo de tu Bulldog Francés debería tener una duración promedio de 65 días. Aunque puede ocurrir entre los 58 y los 70 días. Esto dependerá de la edad y la cantidad de cachorros que estén por nacer. Mientras menor sea la cantidad de cachorros, más grande será cada uno y más probable la necesidad de una cesárea. La mayoría de los partos de esta raza no puede realizarse en forma natural debido a que los perros braquiocefálicos tienen la cabeza más grande que el diámetro del canal de parto. Idealmente, deberías confirmar el embarazo y la cantidad de cachorros mediante una ecografía. De esta forma podrás verificar el estado de salud de la madre y de los cachorros y sabrás qué esperar al momento del parto.
  2. La atención de los cachorros: Dependiendo de la edad tu perrita, de la cantidad de partos que haya tenido y de la edad del macho seleccionado, tu Bulldog Francés podría tener entre 3 y 6 cachorros por embarazo. Normalmente las primerizas tienen entre 2 y 3 crías.
perra bulldog francés amamantando a cachorros

Asegúrate de tener el espacio, el tiempo y los recursos necesarios para ayudar a tu perrita durante el embarazo, el parto y las etapas posteriores, hasta la colocación responsable de todos los cachorros en hogares que puedan brindarles cuidado y afecto. Si no estás en condiciones de afrontar esta responsabilidad, es preferible que no busques la reproducción de tu mascota. Ya existen demasiados perritos abandonados en el mundo.

Galería del Bulldog Francés


Imágenes de Pixabay y Pikrepo
Icons made by Freepik from www.flaticon.com

Comparte esta entrada