La vacunación en los perros pequeños

La vacunación en los perros pequeños

Como parte fundamental del cuidado de la salud de nuestros amigos de cuatro patas, debemos considerar un adecuado plan de vacunación para nuestros perros pequeños. Consulta con tu veterinario de confianza para que te dé las mejores alternativas, pero antes conoce un poco más sobre este importante proceso de la medicina preventiva veterinaria.

¿Qué son las Vacunas?

Las vacunas son preparaciones biológicas que se elaboran a partir de microorganismos como bacterias o virus y cuya función es generar anticuerpos capaces de combatir determinada enfermedad. Una vez que el organismo aprende a atacar una enfermedad, se genera la llamada Inmunidad y, a partir de ese momento, el organismo podrá defenderse rápida y eficientemente cada vez que reconozca la presencia de los mismos agentes infecciosos.

¿Cómo funcionan las Vacunas?

Para la fabricación de las vacunas, se utilizan bacterias o virus muertos, atenuados o modificados mediante ingeniería genética y otras tecnologías. Lo que se realiza es un engaño al sistema inmunológico, haciéndole creer al organismo que ha contraído una enfermedad, cuando en realidad solo adquiere partes o elementos no riesgosos de dicha patología. A través de este ingenioso mecanismo, se crean las defensas necesarias para combatir a un enemigo que en realidad nunca puso en peligro al organismo vacunado.

Inyectadora frasco de vacuna y ampolla de suero

¿Quién inventó las Vacunas?

El concepto de usar una enfermedad para combatir la misma enfermedad, se conoce desde el siglo XI. Documentos encontrados en China muestran que ya en esa época se intentaba crear inmunidad contra la terrible viruela, acercando costras de personas enfermas a la nariz de personas sanas. De esta forma se buscaba que sufrieran una forma leve de la enfermedad en lugar de la terrible infección que causó la muerte a más de 300 millones de personas en el mundo. Este método experimental de la China, implicaba grandes riesgos y de hecho, causó la muerte a por lo menos el 5% de las personas tratadas.

Cuadro dr Edward Jenner primera vacunación

Ya en el siglo XVIII, el médico inglés Edward Jenner, después de investigar por décadas la enfermedad “cow-pox” o viruela de las vacas, inyectó el 14 de mayo de 1976 en el brazo de un joven sano, el virus extraído de las pústulas de una granjera enferma de viruela. El joven desarrolló en el lugar de la inyección una pústula que se curó espontáneamente y, aunque estuvo luego expuesto al virus, nunca más sufrió la enfermedad.  Así nació la era de las vacunas, que tomaron su nombre justamente del ganado vacuno que transmitía la enfermedad al ser humano.

¿Las vacunas de los perros son iguales a las de los seres humanos?

manos cargan vacuna en una inyectadora

El principio básico de todas las vacunas es el mismo. Ya sean de uso humano o de uso animal, todas las vacunas actúan bajo la idea de presentarle al organismo elementos no peligrosos de la enfermedad, para inducirle a la creación de anticuerpos capaces de combatir la enfermedad verdadera. Por supuesto que cada vacuna está especialmente diseñada para una enfermedad específica y probada suficientemente hasta encontrar la fórmula más efectiva y segura.

¿Todos los perros necesitan vacunas?

Para poder responder a esa pregunta debemos entender que los perros, al igual que los seres humanos, nacen con una inmunización natural transmitida por la madre a través de la placenta. Igualmente, a través de la lactancia, los cachorros siguen recibiendo anticuerpos que los protegen de numerosas enfermedades. Esta inmunización va perdiendo efectividad paulatinamente hasta que llega el momento en que ya no es segura y los cachorros comienzan a estar expuestos a las infecciones. A partir de ese momento, todos los perros pueden contraer enfermedades infecciosas y deberían comenzar a vacunarse.

Los anticuerpos transmitidos por la madre funcionan durante aproximadamente las primeras 6 semanas de vida de los cachorros y durante ese tiempo, no se deberá aplicar ninguna vacuna a los perros, ya que los anticuerpos existentes anularían por completo el efecto de la vacunación. Para proteger a tu mascota, deberás evitar bañarla y pasearla por la calle hasta tanto haya recibido todas las vacunas indicadas por el veterinario.

¿Qué vacunas son necesarias?

Cada región del mundo tiene su propia incidencia de enfermedades caninas y por lo tanto su propio programa de vacunación de perros pequeños. Básicamente las vacunas se dividen en esenciales y opcionales.

Las vacunas consideradas básicas para los cachorros, a nivel mundial, son contra el parvovirus, el virus del moquillo y la rabia.
Las vacunas de la parvovirosis y el moquillo se combinan habitualmente en una sola inyección y son necesarias tres dosis para que los cachorros estén completamente protegidos.

La vacunación contra la rabia en perros pequeños, también es obligatoria por ley en muchos países del mundo. Se suele aplicar una primera dosis de la vacuna contra la rabia a las 16 semanas y luego una dosis anual para mantener su efectividad.
En España, no todas las regiones obligan a la vacunación anual contra la rabia (como es el caso de Cataluña, País Vasco y Galicia).

 Dibujo de jeringuilla

Entre las vacunas optativas, muchos veterinarios recomiendan la vacunación contra la leptospirosis, especialmente si tu mascota pasa mucho tiempo al aire libre, ya que su incidencia es cada vez más frecuente. Los cachorros deben vacunarse dos veces para estar correctamente protegidos, normalmente a las 12 y 16 semanas.

Otra vacuna optativa recomendada por algunos veterinarios es la vacuna contra la traqueobronquitis infecciosa también conocida como “tos de perrera”. Aunque muy raramente es una enfermedad potencialmente mortal, muchos centros de cuidado canino la exigen. Esta vacuna se puede administrar de forma inyectable, oral o intranasal.

También puede recomendarse la vacuna contra la leishmaniasis canina. Una enfermedad muy grave que se transmite por la picadura de mosquitos que previamente han picado a perros ya infectados.


Calendario básico español de vacunación para perros pequeños

En la mayoría de las Comunidades Autonómicas de España se recomienda el siguiente calendario:

  • 6ta Semana: Primovacunación o primera vacuna.
  • 8va Semana: Polivalente.
  • 12da Semana: Recordatorio de la Polivalente.
  • 16ta Semana: Rabia.
  • Anualmente: Recordatorio de la Polivalente y de la Rabia.
Perro pequeño recibe vacuna

Vacunas Polivalentes

Se denomina polivalentes a las vacunas combinadas que reúnen diversos tipos de antígenos diferentes en una única inyección. Su denominación depende de la cantidad de enfermedades contra las que actúa.
Trivalente: Generalmente contiene las vacunas contra el moquillo canino, la hepatitis infecciosa canina y la leptospirosis.
Tetravalente: Contiene lo mismo que la trivalente, añadiéndose la vacuna contra la parvovirosis canina.
Hexavalente: En general incluye inmunización contra moquillo, adenovirus 1 y 2 (hepatitis y tos de las perreras), 2 cepas causantes de leptospirosis y parvovirus.
Octovalente: Normalmente contiene lo mismo que la hexavalente, agregando además las vacunas contra parainfluenza y coronavirus canino.

Siempre deberás preguntar a tu veterinario de confianza, cuáles son las vacunas necesarias y las más adecuadas para tus mascotas.


Imágenes de Freepng.es y Pixabay
Foto de Perro creado por mdjaff – www.freepik.es
See page for author, CC BY 4.0 via Wikimedia Commons

Comparte esta entrada